PORTATILES

¿Alguna vez te has preguntado de donde vienen esos cómodos y extra finos ordenadores portátiles que utilizamos hoy en día? ¿Cómo se hicieron tan pequeños y potentes?

A lo largo de los años, estos tipos de ordenadores personales han sufrido algunos cambios que los hacen como son ahora, aunque no se parecen en nada a sus principios.

En este artículo se intentará poner en orden más o menos cronológico, la historia y secuencias de la computadora portátil y su evolución. Digo más o menos porque nadie puede asegurar quién fue el primero en desarrollar el primer ordenador móvil. De todos modos, empecemos…

Los expertos quizás no sepan quién creo el primer ordenador portátil, pero la mayoría coincidirán en que Alan Kay, del centro de investigación de XeroX en Palo Alto en 1970, fue el primero que llego con la idea de un ordenador que se pudiera llevar encima. Kay visionó un dispositivo portátil parecido a los que usamos hoy en día – algo pequeño y ligero que cualquiera se pudiera permitir.Algunos aseguran que el portátil fue construido en 1979 por William Moggridge el cual estaba con la corporación Grid Systems. Tenía 340 kilobytes, un pantalla plegable y estaba hecho de metal (magnesio). Era bastante diferente a lo que hoy conocemos pero era un comienzo.Aunque se discute su veracidad, el siguiente ordenador portátil que existió fue creado en 1983 por “Gavilan Computers”. Este portátil tenía de 64 a 128 megabytes de memoria, un ratón e incluso una impresora portátil. Su peso, sin la impresora, era algo mayor que los actuales.

Gavilan fracaso tiempo después por problemas de incompatibilidad con otros ordenadores. El portátil de Gavilan usaba su propio sistema operativo.

“Apple Computers” introdujo el modelo “Apple IIc” en 1984, pero no era mucho mejor que lo que había producido Gavilan un año antes. En punto favorable era que incluía la función opcional de LCD lo cual impactó en posteriores equipos.

Finalmente en 1986 un portátil real fue creado por IBM el cual lo llamó PC de IBM convertible. Decimos “real” porque al contrario de otros, a este portátil no se le tenía que hacer una configuración inicial en cada sitio. También poseía dos disqueteras de 3.5 pulgadas y espacio para un módem interno. En este “convertible” podíamos encontrar una pantalla LCD y algunas aplicaciones básicas que los usuarios podían usar para crear documentos de texto, y tomar notas.

Lo mas “curioso” del portátil de IBM era que su precio rondaba los 3500 dólares de aquella época! Hoy en día pagar ese precio por un portátil moderno está fuera de toda consideración, afortunadamente.

Desde los años ochenta, muchos fabricantes están produciendo y desarrollando nuevos equipos cada vez más rápidos y potentes dejando en el olvido a sus predecesores. Y según avanza la tecnología, los precios se vuelven más competitivos hasta el punto de que cualquier persona puede disponer de un ordenador portátil.